Santi Molezún. Clarividente Real desde niño.

Santi Molezún. Clarividente Real desde niño.

octubre 7, 2019 0 Por Santi Molezun

Santi Molezún, clarividente de Galicia, nacido en Santiago de Compostela. Considerado el mejor clarividente del mundo.

“No me considero el mejor clarividente del mundo, simplemente lo soy”

Fotografía de Santi Molezún
Santi Molezún

Hace ya 40 años que soy clarividente, me dedico a adivinar el destino a las personas, leo el pasado, el presente y el futuro en la misma tirada a través de mi don desarrollado de la clarividencia. La mayor parte de datos que salen en las cartas del tarot son del pasado, presente y algunos son del futuro. Es un error pensar que todo lo que sale en las cartas es el futuro, no es correcto, muchísimo es de su pasado y otro tanto es de su presente. No todo es Futuro.Leo el futuro sólo escuchando una voz, tocando o mirando a los ojos de la persona, también a través de prendas de ropa u objetos.

Entendiendo esto, uno puede conocer lo que le va a ocurrir y al mismo tiempo ver que lo que yo le estoy contando es real, pues le hablo de su pasado y de su presente sin que me lo haya explicado antes. En este ejercicio de clarividente dejo constar mi profesionalidad y mi autenticidad.

Si sólo leyese el futuro, tendría que pasar años o meses hasta saber si acerté o no acerté con mi predicción de destino, pero el consultante estará envuelto en incertidumbre hasta que este tiempo pasé, no sabrá si le han tomado el pelo o le han leído correctamente el tarot. El clarividente real no hace preguntas, sólo habla, sólo predice, no saca conclusiones de datos indagados en la conversación. Por eso no permito contarme nada de su vida privada al que me llama hasta que yo le he contado que le pasa.

Ser clarividente no es algo que se aprenda, es algo innato con lo que se nace, sin embargo se puede desarrollar, mejorar, pese a que no se haya desarrollado, pues todo ser humano nace clarividente, simplemente que no lo sabe. Doy clases a mis alumnos de como desarrollar sus facultades y se ve una gran mejoría en su don en cuanto empiezan a usarlo con limpieza de ego.

La videncia o la clarividencia, puede usarse para adivinar el pasado, el presente y el futuro, pero incluso también vale para responder a preguntas concretas, acerca del destino de el consultante. Todos los días me llaman desde diferentes países para preguntar sobre el amor, el trabajo, el dinero, la familia, el sexo, las relaciones sociales, los estudios, los negocios. La mayoría de veces siempre preguntan las mismas cosas, pero siempre hay alguien que te sorprende con su pregunta. Mi papel, es ser sincero, claro y suficientemente objetivo con la respuesta. Soy clarividente, si, pero también soy persona y tengo una amplia cultura general. Y no se me ocurre hablar de lo que no sé, ni sentar cátedra de lo que no me atañe, como por ejemplo la salud. No soy doctor y no puedo dar diagnósticos médicos, por ejemplo.

No me gusta hablar del factor del tiempo, pues es vulnerable a malas interpretaciones por mi parte y es complicado de averiguar, bajo mi punto de vista, la persona una vez conoce el tiempo de las cosas, las altera sin darse cuenta, pues se frena hasta que ocurra, sin darse cuenta que las cosas siempre van en cadena y una acción tiene una reacción, si dejas de hacer acciones, dejas de tener reacciones y pueden hasta frenar o retrasar el tiempo de una predicción.

“sin darse cuenta que las cosas siempre van en cadena y una acción tiene una reacción, si dejas de hacer acciones, dejas de tener reacciones y pueden hasta frenar o retrasar el tiempo de una predicción”